Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Qué significan los nuevos cambios en los estándares de los guantes certificados?

Por:  Sébastien LENOBLE & Nick GARDNER | Shield Scientific 

En la industria de los guantes, generalmente cada década aproximadamente vemos una revisión significativa de los estándares. 

De acuerdo con el paso del tiempo, han llegado mejoras que han hecho que estos cambios estén más alineados con las necesidades de los usuarios. 

1994 vio la aparición de pictogramas en el envase, que eran esencialmente informativos. Estaba lejos de ser perfecto, ya que la única condición para mostrar estos pictogramas era que los guantes se probaran, pero no había requisitos de rendimiento… ¡y así siguió la carrera para mostrar los pictogramas! Si bien se percibió como mejor un mayor cumplimiento de los estándares, ofreció poco valor extra a los usuarios. Además, muchos usuarios estaban confundidos al ver esos pictogramas como una garantía de rendimiento. 

En 2003, las normas se sometieron a una revisión importante en un esfuerzo por aclarar la situación. Los guantes desechables de calibre delgado diseñados para una baja protección química recibieron especial atención. 

Del mismo modo, para mostrar los pictogramas, los guantes necesitan alcanzar niveles de rendimiento mínimos. Por lo tanto, los pictogramas asociados con el riesgo mecánico (martillo) y el riesgo químico (matraz Erlenmeyer) desaparecieron de los guantes desechables de calibre delgado, ya que su rendimiento no era suficiente según estos nuevos estándares. Es posible que estos cambios hayan escapado a su atención, pero desde 2013 los estándares de guantes de protección personal (PPE) relacionados con la protección química y biológica han sufrido una transformación adicional.

¿Sabes lo que significa para tus manos? 

Los cambios normativos afectan a conceptos como la penetración, permeación, degradación, virus, terminología y rendimiento 

¿Quieres conocer los detalles? Accede aquí al documento completo.

Nos interesa saber sus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce otras entradas

Por una alternancia escolar segura para la comunidad educativa
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Desinfección e IAAS: Conclusiones – Parte 4/4
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Desinfección e IAAS: Datos de Referencia en LATAM – Parte 3/4
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Contáctenos

Suscríbase a nuestro newsletter
¿Estas insatisfecho escríbenos?