Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por una alternancia escolar segura para la comunidad educativa

El país ha iniciado el regreso a clases presenciales de manera gradual y bajo la modalidad de alternancia, con lo que se busca que el retorno de los alumnos sea seguro y con protocolos de bioseguridad que disminuyan (en un gran porcentaje) la probabilidad de un contagio masivo en las instituciones educativas de COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha detallado que “teniendo en cuenta que muchos países apenas acaban de empezar a levantar las restricciones que limitaban las actividades, todavía están por ver los efectos a largo plazo de la apertura de las escuelas en la transmisión comunitaria. En algunos estudios de modelización se ha observado que el efecto de la reapertura de las escuelas sobre la transmisión en el resto de la comunidad podría ser pequeño, pero falta claridad sobre este punto. Se están realizando más estudios sobre el papel de los niños en la transmisión dentro y fuera de los entornos educativos. La OMS está colaborando con científicos de todo el mundo para elaborar protocolos que los países puedan utilizar para estudiar la transmisión de la COVID-19 en las instituciones educativas, que pronto estarán disponibles en este enlace”.

Ante la falta de conclusiones precisas, hay que tomar todas las medidas necesarias para evitar que los colegios, universidades o centros de formación se conviertan en focos de contagio que conlleven al aumento de los casos positivos, pero también entendiendo que el retorno a clases es inaplazable.  

Por ejemplo, Edna Bonilla, secretaria de Educación del Distrito, indicó que “regresar a las aulas es una decisión necesaria para mitigar los impactos de la pandemia en la salud emocional, el desarrollo físico y académico, e incluso en la seguridad de las niñas, niños y jóvenes”

Desde Vadel® queremos acompañar a las instituciones educativas a lograr un modelo de alternancia seguro. Acá encontrarán algunas recomendaciones para la construcción de protocolos de bioseguridad que se apliquen: 

  • La Limpieza y desinfección de aulas y entornos educativos (zonas comunes) con productos certificados que se encuentren en la lista N (Todos los productos incluidos en esta lista cumplen con los criterios de la EPA para utilizarse contra SARS-CoV-2, el virus causante de COVID-19) que garantizan no solo la eficacia de acción, sino la inocuidad de sus componentes para estar en contacto con la población estudiantil. En ese orden de ideas, se recomienda establecer un plan de limpieza y desinfección que maneje horarios, al igual que se asegure el protocolo antes y después de cada actividad académica.
  • Hay que trabajar en la cultura de la limpieza de manos de manera recurrente, para lo que es ideal hacer la instalación de estaciones para este fin. 
  • Uso del tapabocas.
  • Es de vital importancia que se cumpla con la recomendación de los aforos controlados

Más sugerencias de la OMS y de la EPA:

Limpiar y desinfectar las superficies de alto contacto y los objetos de uso compartido mínimo una vez al día -por lo general- es suficiente para eliminar los virus que puedan tener las superficies, aclarando que hay excepciones como cuando se confirma un caso positivo de COVID-19 presente en la institución educativa.

La Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés), indica que desinfectar con los productos de la Lista N, elimina cualquier microbio que pueda quedar en las superficies, lo que reduce, incluso, el riesgo de propagación de infecciones. Es advertir que siempre se debe leer y seguir las instrucciones acerca de cómo usar y guardar los productos de limpieza y desinfección. Los niños no deben usar ni estar cerca de esos artículos, asimismo se deben mantener en espacios ventilados para evitar que los niños inhalen vapores tóxicos.

En centros de formación donde hay alta presencia de menores, se debe aplicar desinfectante ambiental de forma regular y conforme se necesite, al igual que usar agua y jabón en las superficies y objetos que estén expuestos a contactos con la comunidad escolar, y luego aplicar un desinfectante registrado por la EPA conforme a las instrucciones en la etiqueta.

Además del COVID-19, entre las bacterias o problemas más comunes que se tratan de evitar en las instituciones educativas están: gripe, conjuntivitis infecciosa, faringitis estreptocócica, resfriado común, Infección por Virus Respiratorio Sincitial (VRS), Infección por Adenovirus, Hepatitis A, tuberculosis respiratoria, tos ferina entre otros. 

Tecnología avanzada como aliada

En Vadel® queremos aportar a la comunidad educativa por medio de soluciones que tienen la capacidad de contribuir en la preservación de la salud y cuidado del medioambiente, donde el Halo Disinfection System® (HDS), es un sistema de alto nivel que garantiza la desinfección total de ambientes y superficies, capaz de eliminar virus, hongos, bacterias y esporas que cuenta con aprobación de la EPA y está incluido en la lista N y microorganismos esporulados como el Clostridium difficile en un 99.9999%, incluidos aquellos lugares en los que una limpieza convencional no alcanza a llegar. 

Los problemas causados por una infección con gérmenes específicos como virus, bacterias, hongos y parásitos, son enfermedades infecciosas y, muchas veces, son contagiosas a través de personas directa o indirectamente. Las enfermedades infecciosas que ocurren comúnmente entre escolares podrían propagarse muy fácilmente. 

Cuanta más interacción tenga una persona con otras y cuanto más prolongadas sean dichas interacciones, mayor será el riesgo de propagación del COVID-19 en la comunidad. Sin duda, en los grupos escolares hay que tomar medidas especiales para coexistir tranquilamente en comunidad y el autocuidado debe ser alto, ya que el contagio de enfermedades infecciosas tiene como fuente principal el contacto directo con personas u objetos. En la vía de la transmisión el “segundo vínculo” va por medio de la higiene personal; allí la limpieza adecuada y la higienización serán actores claves para un modelo de alternancia exitoso.  

Nos interesa saber sus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce otras entradas

Por una alternancia escolar segura para la comunidad educativa
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Desinfección e IAAS: Conclusiones – Parte 4/4
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Desinfección e IAAS: Datos de Referencia en LATAM – Parte 3/4
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Contáctenos

Suscríbase a nuestro newsletter
¿Estas insatisfecho escríbenos?